La Casa

Casa Rural Doña Catalina, es una antigua casa de construcción tradicional con pizarra y madera, situada en el centro de Santa María la Real de Nieva.

Las habitaciones de Doña Catalina, son espaciosas, decoradas con muebles antiguos cuidadosamente restaurados y piezas de artesanía en hierro forjado, manteniendo el auténtico sabor de la casa. Todas ellas tienen su encanto y personalidad propia.

La casa tiene 6 habitaciones, dónde alojar hasta 14 personas, distribuidas en tres plantas. En la planta baja se encuentra el salón con chimenea, un comedor independiente, un dormitorio de matrimonio con salita y posibilidad de abrir un sofá cama, baño, cocina y jardín con barbacoa. En la primera planta hay dos dormitorios que comparten un baño. En la segunda planta, “el desván” tenemos tres habitaciones de matrimonio, dos de ellas con baño incluido y con posibilidad de incluir tres camas supletorias.

La casa está rehabilitada respetando la arquitectura tradicional del pueblo, en la que los techos con las antiguas vigas de madera, las paredes y muros de pizarra, los suelos hidráulicos, el salón con chimenea, el cuidado jardín con barbacoa, la bodeguita con barbacoa para los días de invierno, mantienen el auténtico sabor de esta casa rural y al mismo tiempo proporcionan al visitante un ambiente relajado y acogedor, dónde poder disfrutar de la hospitalidad de Inés.

Doña Catalina es una casa rural de alquiler completo que reúne el sabor de la tradición segoviana, dónde podrá encontrar todo el confort y disfrutar a pocos km de rutas culturales y de actividades en la naturaleza, así como encargar el típico asado en horno de leña para tomarlo en la casa o en alguno de los restaurantes de la zona.

Por qué el nombre de nuestra casa “Doña Catalina”?

Historia y leyenda:
En 1392 la reina Catalina de Láncaster mandó construir una iglesia en el lugar en que un pastor (Pedro Amador) se le apareció la imagen de la Virgen (de la Soterraña), no muy lejos de la aldea de Nieva, al oeste de la actual provincia de Segovia.
La leyenda cuenta que cuando iba con las ovejas, se topó con una enorme serpiente. En ese momento rezó para que no le pasara nada y se le apareció la virgen en su ayuda.
Este intentó disparar la escopeta, pero se le encasquilló, y la virgen intercedió por él y mató la serpiente.
Actualmente ésta se puede ver en un lateral de la iglesia. Siete años más tarde la iglesia debía de estar terminada y fue entregada a los Dominicos, momento en que se comienzan las instalaciones monacales.
Tiempo después, fallece la reina, y las aportaciones económicas para la finalización del monasterio desaparecen; quedando la construcción como en la actualidad.
Lo más hermoso es la puerta norte y sobre todo el claustro, que a pesar de ser una estructura del siglo XV, reproduce lo que perfectamente podría ser un claustro tardo románico de finales del XII o comienzos del XIII. Es un cuadrilátero con columnas geminadas, capiteles monolíticos y arcos ligeramente apuntados.
Los capiteles reproducen escenasbíblicas, un calendario agrícola, escenas de caza, de construcción del claustro, de la vida conventual, escudos nobiliarios con similar disposición que los tradicionales capiteles románicos, sólo que la talla es más naturalista.

Claustro Santa Maria

Después de las reformas del XVIII y los incendios de finales del siglo XIX, la hora del reconocimiento a tan ejemplar monumento llega en 1920 cuando son declarados Monumento Nacional el claustro y la portada de la Iglesia.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies